La verdad los hibridos japoneses: Toyota Auris hibrido

Este artículo va a ser bastante diferente a lo que normalmente escribo en este blog, pero tengo que exponerlo, ya que “me ha marcado”.

El fin de semana pasado he pasado por una experiencia única, he tenido que hacer un viaje de Lugo a Alicante y de Alicante a Lugo con un coche hibrido, concretamente un Toyota Auris de 2015.
Era la primera vez que conducía un coche hibrido y cuando me dijeron en el concesionario donde lo alquile que era hibrido, la verdad es que me causo un poco de rechazo debido a que soy una persona “fanática de la gasolina”.

toyota auris hibrido

La unidad que conducir era un Toyota Auris blanco de 2015 con 11.000 kilómetros, concretamente un 140H que tiene un motor gasolina de 99 caballos y 145 Nm de par, y por el otro lado un motor eléctrico de 37 caballos, es decir, el coche en total tiene una potencia de 137 caballos si las condiciones son las adecuadas (baterías cargadas a tope).
Tras todo esto, tenemos que tener en cuenta que lleva un cambio automático que no es para nada rápido y que hace el 0 a 100 en 11 segundos, por lo que aunque tiene 137 caballos, no estamos hablando de un coche en el que se noten los 137 caballos para nada.

Cuando pisas a fondo en el Toyota Auris Hibrido el coche empieza a hacer mucho mucho ruido, el velocímetro sube lentamente y el ruido se mantiene, es algo que no he conseguido entender en todo el viaje y que he llegado a entender después de ver un vídeo en Youtube donde se veía cómo funcionaba un motor hibrido.
Aunque lleves 137 caballos bajo el capo y pises a tope, olvídate de poder adelantar con comodidad, ya que aunque el motor haga tanto ruido que parece que va a reventar, no gana velocidad rápidamente como lo haría cualquier coche atmosférico de 140 caballos.

toyota auris hibrido

Por otro lado, si pasas más de 2 minutos con el pedal a fondo (180 km/h es la velocidad máxima), las baterías se agotaran y el coche bajara velocidad al pasar de 137 caballos a 100 caballos (al acabarse las baterías el motor eléctrico queda fuera de combate).

Normalmente cuando hablamos de hibrido, la gente lo asocia con un coche con dos motores y que tiene un consumo realmente bajo, y vamos a ser sinceros, en gran parte no se equivocan, ya que en los 4 días que he tenido en mis manos el Toyota Auris Hibrido, he hecho 2000 kilómetros, de los cuales unos 100 fueron por ciudad, y he llegado a hacer consumos de 1,2 litros hasta 2,9 litros a los cien, todo esto conduciendo de forma económica y con el modo ECO activado.

Pero ahora viene lo curioso, en carretera, el Auris Hibrido no es de los coches que menos consumen, me hice 923 kilómetros para ir y 923 kilómetros para volver (más que nada porque fui y volví por el mismo sitio), el coche registro una media de 4,5 litros a los 100 para ir y 6,0 litros a los cien para volver.
La diferencia entre la ida y la vuelta, es que a la ida he circulado siempre a 110 kilómetros por hora (según GPS), mientras que a la vuelta, he circulado siempre a 120 kilómetros por hora (según GPS), por lo que a 120 kilómetros por hora, casi cualquier coche de las mismas características es capaz de hacer menos consumo que el Toyota Auris Hibrido.
También hay que tener en cuenta que la mayoría de coches de su tamaño pesan 1200 kilos en vacío y el Toyota Auris Hibrido pesa 1550 kilos en vacío.

En el mismo trayecto, he visto motores TDI de grupo VAG consumir entre 3,9 y 4,5 circulando a velocidades superiores al hibrido, por lo que el ahorro de consumo de un hibrido es simplemente un mito, a no ser que circules a 100 kilómetros por hora por la autovía.

En resumen, he quedado encantado con la respuesta del Toyota Auris Hibrido en carretera, pero no he quedado encantado con el consumo, sinceramente me esperaba un consumo inferior en carretera y al mismo tiempo un poco más de potencia, ya que mucho ruido pero poco avance pese a tener 137 caballos…