Honda CR-X u Honda CRX

Cuando hablamos de Honda en España, lo primero que se nos viene a la cabeza es el Civic, si lo pensamos un poco más, puede que se nos vengan el Accord, pero Honda a lo largo de su historia ha fabricado muchos más modelos destacables y justo estos modelos destacables son los que menos se pueden ver en España, ya que apenas llegaron al mercado Español por distintas razones.

En este artículo voy a hablar de un coche que en España se puede ver relativamente poco, es un coche compacto pero con mucho nervio (el motor VTEC de Honda es lo que tiene, nervio) pero que debido a dueños poco “cuidadosos”, “truñeros penosos” y otro tipo de eventos desastrosos han ido quedando cada vez menos en las calles, es decir, si ya había pocos, ahora hay muchos menos.

Honda CRX

El Honda CR-X u Honda CRX es un coche deportivo compacto japonés que se ha fabricado hasta el año 1991 con potencias contenidas pero con muy poco peso, lo que lo convertía en un coche bastante ágil a la hora de llevarlo al límite.
Aunque se considera que han aparecido 4 generaciones de Honda CR-X, realmente solo hubo dos generaciones de CR-X, ya que normalmente se cuenta la tercera generación el CR-X del Sol salido en el año 1992 y también se cuenta como CR-X el Honda CR-Z del año 2010.

De la primera generación de Honda CR-X no voy a hablar, ya que no tengo mucho que destacar, fue más que nada un compacto con motor de carburación que podía pasar desapercibido, además, en España aún no he llegado a ver ningún de primera generación y dudo que vea ninguno (estarán todos o reventados o no han llegado).

En la segunda generación de Honda CR-X es donde podemos empezar a destacar cosas, ya que en el año 1989 Honda añadió un nuevo motor al Honda CR-X, con denominación B16A VTEC y que era capaz de dar 150 caballos en Europa y 157 caballos en el mercado Japonés.
Según Wikipedia, el Honda CR-X fue el segundo coche después del Honda Integra en recibir un motor con VTEC.

Honda CRX

Del B16A1 vendido en Europa poco hay que decir, es un motor de 1600cc y 16 válvulas con VTEC a las 5200 RPM, además creo que el VTEC del B16A1 funcionara igual de  bien que el de mi Honda Prelude IV ya que se trata de VTEC mecánico (no electrónico).

Aprovechando que hablaba sobre este coche, me he puesto a buscar el coche en páginas de clasificados y me he encontrado más unidades de las que pensaba, aunque la mayoría en un estado de “truño” completo, eso sí, no demasiado caras, su precio ronda los 1000 – 3000 euros, pero solo dos unidades son del año 1989 y montan el motor B16A1 de 150 caballos con VTEC.

Es una pena que no en demasiado tiempo este coche va a desaparecer por completo de las calles, solo al alcance de algunos coleccionistas que lo van a valorar por su exclusividad, no por su esencia JDM.

  • leo

    no menosprecies a la primera generación, esos autos son historia