Barra de torretas, ventajas y desventajas

Cuando se mejora un coche, en muchas ocasiones se sigue un patrón de componentes guiado por los ejemplos de preparaciones “gordas” que nos encontramos por Internet, y en muchas ocasiones no préstamos atención a la razón de instalar cada pieza en el coche.
Aunque soy consciente de que es muy difícil superar a los ingenieros que diseñan un coche, también tenemos que tener en cuenta que las marcas hacen lo posible por ahorrar costes en la mayoría de las ocasiones y también entra en juego el factor de aumentar el confort a costa de deportividad, por lo que en muchos casos con piezas del mercado aftermarket podemos conseguir mejorar el comportamiento del coche en diversas situaciones.

barra de torretas

En este caso vamos a hablar de una pieza que se suele instalar en coches al principio de la preparación, ya que se trata de una pieza relativamente barata, pero en la mayoría de las ocasiones se instala con el fin de decir: “eh mira, como los coches de carreras”.
Me estoy refiriendo a las barras de torretas o barras de refuerzo de torretas, que viene siendo una barra que une las torretas de los amortiguadores derechos e izquierdos entre sí.

A continuación, en las siguientes imágenes puedes ver más o menos como funciona una barra de torretas delantera:

barra de torretas barra de torretas
barra de torretas barra de torretas

Definitivamente, las barras de torretas o barras de refuerzo de torretas son piezas que refuerzan el chasis para evitar que se deforme cuando estamos aplicando presión sobre él, por ejemplo, al entrar a “machete” en una curva.

Existen dos tipos distintos de barras de torretas, las regulables y las rígidas (o fijas), la única diferencia entre ellas es que las regulables llevan una tuerca que permite aumentar la rigidez según las circunstancias y la suspensión montada en el coche.

A continuación vamos a detallar las ventajas e inconvenientes de instalar barra de torretas delantera y trasera en un coche utilizado para calle.

 

VENTAJAS BARRA DE TORRETAS

  • El chasis gana rigidez estructural y se deforma menos cuando se ejerce presión, esto se acentúa bastante cuando se cambia la suspensión por una mucho más dura.
  • Se reducen el riesgo de deformación o rotura del chasis, pudiendo aumentar la rigidez de la suspensión mucho más que sin no se llevara barra de refuerzo de torretas.
  • Se nota una mejora en el comportamiento del coche, esta mejora se acentúa más cuanto más dura sea la suspensión montada en el coche, llegando incluso a notar más estabilidad en el paso por curva.
  • Se reduce el balanceo debido a que al estar ambas torretas unidas para mejorar el apoyo, de esta forma en algunos coches se mejora la entrada del morro del coche en las curvas.
  • Las barras de torretas pueden ayudar a reducir o hacer desaparecer los grillos de la carrocería, aunque depende totalmente de las circunstancias y del coche en cuestión, no todos los modelos son iguales.
  • Las barras de torretas más caras (de calidad) vienen preparadas para romperse en caso de accidente y así no afectar a la torreta del lado opuesto al golpe.

 

DESVENTAJAS BARRA DE TORRETAS

  • Un golpe en uno de los lados del coche suficientemente grande como para desplazar el amortiguador y la torreta puede llegar a desplazar también la torreta del otro lado al estar unidas mediante la barra de torretas. Hay que tener en cuenta que la ostia tiene que ser bastante grande para desplazar una torreta.
  • En España las barras de torretas no pasan la ITV al ser consideradas reforma de importancia, aunque algunos coches las llevaban de fábrica, desde el año 2009 – 2010 hay que hacer proyecto o tener certificado de montaje expedido por el concesionario conforme esa pieza es para ese coche.

 

Finalmente me gustaría dar mi opinión sobre el tema, ya que la he llevado montada en mi Honda Prelude IV durante una temporada y la he sacado para la ITV, no la volví a poner simplemente por dejadez.
A mí personalmente me ha gustado el comportamiento del coche combinando la suspensión Bilstein + Eibach con barra de torretas delantera, realmente se notaba cierto tacto en la dirección que desapareció cuando se la saque. Además, como he dicho arriba, también se notaba al entrar a “machete” en las curvas y al hacer giros bruscos, sin embargo en el Prelude no he notado nada en los cambios de apoyo, ya que ahí es donde entra en juego el 4WS.